foto_de_flor_orquidea_05

Las orquídeas son plantas herbáceas, perennes (raramente anuales), terrestres o epífitas, ocasionalmente trepadoras, algunas veces saprófitas u, ocasionalmente, micoparásitas. Se dice que las orquídeas pueden llegar a ser eternas, en la naturaleza, su vida está ligada a la vida del árbol que las sostiene; se conocen plantas recolectadas a mediados del siglo XIX que todavía están creciendo y floreciendo saludables en muchas colecciones. No crecen más de 50 cm. Los tallos son rizomas o cormos en las especies terrestres, las especies epífitas muchas veces engrosadas en la base y formando pseudobulbos que sirven para almacenar agua y nutrientes y que por lo general están recubiertos por vainas o brácteas membranosas que se secan con la edad. Pueden tener pelos variados.

Con respecto al tipo de crecimiento, hay dos tipos básicos dentro de la familia: el tipo simpodial (que origina tallos múltiples) y el tipo monopodial (que origina un solo tallo).[5

Anuncios